Dicen que rectificar es de sabios…

La verdad es que eso no lo sé. Lo que sí que sé es que al menos es propio de boletines y diarios oficiales o, como ha sucedido hoy, de gente que se da cuenta de que se ha equivocado. En este caso, la que aquí suscribe.

Resulta que en mi última entrada dije lo siguiente: “Con la modificación de la DA 16ª de la Ley 27/2011, el umbral ha subido a 500”.  

Pues va a ser que no, que el umbral que prevé el Real decreto-ley 5/2013 es de 100 trabajadores; esto también comporta que lo que afirmé a continuación sobre la (no) concordancia de la nueva redacción del art. 2.1.a) del RD 1484/2012, no es correcto: en ambos preceptos encaja la cifra de empresas de más de 100 trabajadores.

Os pido disculpas a todos por el error, del cual me he percatado hoy haciendo un estudio más a fondo de esta norma que tanto está dando ya que hablar.

 

P.D: sé lo que algunos estaréis pensando, que por qué no he editado la entrada anterior y punto. Igual trabajar casi seis años en un boletín oficial en formato electrónico me han dejado huella, pero yo me siento más cómoda manteniendo lo escrito a determinada fecha y, si procede (como ahora), matizar o corregir a posteriori. Para gustos, los colores… 

Anuncios

5 pensamientos en “Dicen que rectificar es de sabios…

  1. Muy buena actitud.

    En mi opinión, la necesidad de modidicar lo escrito pero preservar lo anterior es algo que existe en los documentos electrónicos tanto como en los de papel. Por eso propugno el concepto de “completitud” en documentos electrónicos como una propiedad que permite configurar los documentos en “capas” añadiendo en cada caso lo que corresponda (correcciones, anotaciones, diligencias, autorizaciones, visados,…) pero preservando los documentos viegentes en cada momento de una forma trazable y datable.

    • Hola, Julián!

      Bueno, de hecho creo que trabajar en un diario oficial digital (bajo los principios de integridad y autenticidad) me ha dejado mucha mella, al menos en lo que se refiere a mi manera de ver los contenidos en formato electrónico 😉

      Ciertamente, creo que es valioso preservar la información que se publica en cada momento, incluso la errónea (siempre que de alguna manera se haga saber que dicha información no se ajusta a la realidad, claro está…).

      Un saludo!

  2. A mí también me parece una buena -y muy elegante- actitud; más allá de la corrección del contenido -necesaria para no inducir a error-, rectificar sobre todo es reconocer que se ha errado y para eso hace falta, además de sabiduría, humildad (y ésta últimamente está tan racionada que se agradece cada gota). Editando existe la tentación de negar la comisión del error…

  3. Buenas,

    En cualquier caso, no está de más aprovechar las cualidades digitales, no para eliminar el error, sino para poner un aviso + enlace a este post en el artículo errado, indicando que aquí se ofrecen los datos correctos. Así se evita que en futuras consultas, alguien tome el anterior dato como válido si no lee ésta rectificación.

    Un saludo y gracias por tus aportaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s